martes, 6 de octubre de 2015








Solo desde el corazón   
se puede tocar el cielo.   

Rumi   





Asomarme después de la lluvia
a la ventana del arco iris
y cantarle alas al pájaro
que se olvidó de volar. 



Ximo Segarra 













3 comentarios:

Milena dijo...

Ximo, qué preciosidad lo que dices, tan aplicable a la realidad y tan poético...
Nos queda la música, y cantar y bailar, animarnos con tus viñetas... y volar!
Buen martes, y besos, mil

María PAZ dijo...

Cada día te queda más hermoso! Gracias. El tuyo es el blog que primero vengo a ver cada mañana.

Un abrazo!

Fer

M. Roser dijo...

Molt bonic, Ximo...Igual amb a música li torna la memòria voladora...
Petonets.