sábado, 3 de octubre de 2015







Lo fantástico y lo inesperado,   
lo que cambia y se renueva eternamente,   
no encuentra mejor ejemplo que en la misma vida real.   

Berenice Abbott   






Acudir rápido con el 
maletín de primeros auxilios 
y que delante de la puerta 
la Vigilante de la Rima Soñada 
me pregunte ¿Es usted el doctor? 

—Sí, yo lo soy 

—Qué bien. Con alegría 
le esperábamos 

—Pues vamos, vamos, que ya 
tardamos 

Y entrar en el Club 
de los Poetas Muertos 
y hacerle el boca a boca 
a un verso resucitado 


Ximo Segarra 















3 comentarios:

M. Roser dijo...

Més aviat diria ressucitar-lo amb el boca a boca de la sensibilitat!!! I que formi part del poema de la vida...
Petonets, Ximo.

Pilar V dijo...

Como veo que vuelves a activar los comentarios, te dejo un beso.

Tesa Medina dijo...

Me encantó esa peli, Ximo y me parece genial tu viñeta y estos versos que le dedicas.
Madre mía, cómo tiene que ser eso de hacerle el boca a boca a un verso, seguro que una pasada.


Un beso,