martes, 19 de septiembre de 2017










MOLTES MANERES DE MATAR 

Hi ha moltes maneres de matar. 
Poden enfonsar-te un ganivet al ventre. 
Negar-te el pa. 
No curar-te quan estàs malalt. 
Entaforar-te en un habitatge penós. 
Empènyer-te al suïcidi. 
Torturar-te fins la mort mitjançant el treball. 
Dur-te a la guerra, etc. 
Només algunes d'aquestes coses estan prohibides en aquest estat. 


Bertolt Brecht




miércoles, 13 de septiembre de 2017





Desde que empezó septiembre he hecho 3 viñetas albinegras... 
¡¡ y todavía no las había publicado aquí en este planeta !! 

Ahí van:  








































lunes, 11 de septiembre de 2017









"Desde mi ventana veo cada mañana —cada madrugada— bandadas de niños y niñas camino 
de la escuela, de la guardería, del colegio de uniforme, y la calle es entonces un ir y venir 
de vida hasta que dan las nueve —como mucho— y las aceras se quedan vacías, vosotros 
llenáis las oficinas y solo los viejos y las palomas pensamos estas cosas radicales."





Cuando éramos pequeños en cada barrio había dos o tres 
montones de estiércol, eran grandes como gigantes y 
estaban repartidos por toda la ciudad. 

Por la mañana, de lunes a viernes, las mamás 
y los papás nos despertaban y después de desayunar 
nos llevaban al montón de estiércol más cercano 
allí nos metían, hasta la hora de comer. 

Durante años esa fue nuestra rutina, no 
solo por las mañanas, también volvíamos por 
las tardes a que nos enseñaran números y letras 
y muchas cosas que ahora es muy difícil recordar; y no 
todas aprendíamos bien todo lo que nos enseñaban, porque 
el olor nos emborrachaba y a más de uno se le rompían 
las tripas, hacia abajo o hacia arriba, y nos mareábamos 
o nos volvíamos locas, o nos cosíamos las narices con 
grapas, o nos rascábamos compulsivamente las 
erupciones que nos brotaban en los egos... 

Aun así, aprendíamos, casi nada, pero 
aprendíamos, y supimos leer y escribir mejor 
o peor, o contar hasta el mil o incluso hasta rozar 
el infinito, y supimos que había un mundo ahí fuera, y 
que si estudiábamos mucho podríamos salir del montón 
de estiércol con buenas notas. Y que con buenas notas 
podríamos acceder a montones de estiércol más grandes 
y olorosos, y que si nos esforzábamos mucho incluso 
podríamos llegar a ser, para regocijo de nuestros 
papás y nuestras mamás, un grandioso montón 
de estiércol admirado (y también odiado) 
por el resto de la suciedad. 



Ximo Segarra 






sábado, 9 de septiembre de 2017











Ante los gravisísimos acontecimientos de esta semana, muy 
catalanistas y españolistas ellos, me veo en la obligación de 
ponerme extremadamente seriosisísimo y llamar 
inmediatamente al Cactus. 

Hola, Cactus. 








¡Uy! ¡Pero si es el Molt Honorable Cactus Puademont! 

¡Hola, Molt Honorable! 








Eeeeh... Vale, gràcies, senyor Puademont... 

Pero bien, creo que ya es posible esa 
comunicación con nuestro experto 
en política cinematográfica, 
 el Cactus, ¿es así? 








Muy bien, pues ahora ya podemos 
ir al tema. Y el tema es todo el lío 
del referéndum. Yo (como conductor 
imparcial de este especial informativo) 
no diré cual es mi posición al 
respecto, porque 










Sí, para qué lo voy a negar, 
me gusta hacer el indio. 









Pues sí...









Esto... vale, sí, pero... 









¡Oye! No te pases, ¿eh? 

Venga, céntrate en el tema, que 
tenemos que ir ya mismo a por esa 
lista de las 12 películas de la historia 
del cine que prepararon el terreno para 
el referéndum de autodeterminación 
de Catalunya. ¿Estás preparado? 









Uy... Sí que va a costar este diálogo... 

Pero... 

¡Venga, Cactus! ¡Empieza ya 
con la lista cinematográfica! 
La primera película es... 









Muy bien, de Francesc Fort Coppola, 1979. 

Vayamos a por la segunda: 









Ajá... de Alfred Puigcock, 1959. 

Perfecto, venga, la tercera peli: 









Sí, de Jordi Lucas, 1980. 

Y la siguiente peli es... 









Molt bé, de Santiaguet Segura, 1998. 

La quinta película es...









¡De Esteve Spielberguedà, 1977! 

Vayamos a por la 6ª: 









Muy buena peli también, de 
Estanislau Kubrick, 1964. 

Venga, otra:  









Jajajá... Sí, de Billy Wilderell, 1959. 

La 8ª peli: 








Una peli seriosísima también, muy 
acorde con la tensa tensión que nos ocupa 
estos días... De los Monty Python, 1977. 

Vamos a por la 9ª, Cactus: 








Sí, sí, sí, de Esteve Spielberguedà-Alt Empordà, 
también, la rodó en 1993. 

La 10ª es... 








¿Forrest Gump? 

¿Por qué Forrest Gump? 








Ah, pues sí, razón tiene usted, 
señor Cactus. Forrest Gump, de 
Robert Zemeckisí, 1994. 

Y estamos llegando ya al final 
de la lista ¿Cuál es la nº 11? 








Claro que sí, esta no podía faltar, 
de Pere Almodóvar, 1988. 

Y la última de todas, y no por
ello la menos importante es... 









¡Sí! ¡Otra peli del gran director 
y guionista del Baix Llobregat 
Esteve Spielberguedà-Alt Empordà!
¡Una película de 1998! 

¡Y ya está! ¿No? 









¡Oh, Puademont otra vez! ¡Claro 
que le permito, Molt Honorable! 
Yo no soy el Tribunal Constitucional, 
así que... adelante, proceda, proceda: 








¡Uy! ¿El Rey Felipón, 
la peli de Walt Disneig, 1994? 









¡Vale! No es mala idea... 

Pero me temo, Molt Honorable, 
que este país... ¡no es país para 
referéndums! 









¡Exacte, de 2007, amb Xavier Bardeny! 
Muy buen apunte, Puademont. Esto... 
Por cierto... ¿No le molesta, que le 
llame Puademont? 








Ah, pues tomo nota, y ahora que 
lo pienso... ¿Ha visto "Rajoy, el 
octavo pasajero", de Ridley Scottí? 








¿De Alfred Puigcock? 









Exacto, pero... hay que cerrar este 
post especial informativo, Puademont, 
o llegaremos al 1 de octubre y no habrá 
usted tenido tiempo de preparar las urnas... 









Eh... Sí, sí, una peli interesante, 
pero si no cerramos pronto, vendrá 
el coco... ¡y nos ilegalizará! 









Sí, una excelente comedia... sí... de 
no sé quién, 1980... Pero le insisto, 
mejor lo dejamos ya o vendrá la 
Guardia Civil y nos detendrá por 
pesados y por frikis, y... 









¿La de Anemalbar? 









Uf... 








A este le dan cuerda y... 









...y dura y dura y dura 
como los conillets de Duracell... 









¡Alto ahí! ¿Un monstruo? 
¿Qué monstruo? 







¿Su trauma psicológico? 
¿Qué trauma psicológico? 








¿en el Sexto sentido? 








¿es que qué? 







¡digui, digui! 







¡Se acabó! ¡Se finí! 

¡HASTA LUEGOOOO!