martes, 14 de noviembre de 2017





Hoy hace un año de la muerte de Rosa, una anciana de 81 años 
que falleció en Reus al incendiarse su casa con la vela que utilizaba 
para alumbrarse. Gas Natural le había cortado la luz dos meses antes.











Nos engañan, la pobreza es suya, no nuestra
La pobreza la fabrican ellas, las grandes corporaciones 
y las grandes egolatrías, esas que se creen campeonas de 
no sé qué cuando hacen balance y, hala, millones de beneficios 
pa'la saca; y se creen triunfadoras, son el top, el más de lo más, 
enviando a la miseria a millones de seres humanos, matándonos
poco a poco de frío, de hambre, de privaciones, llenándonos 
el cuerpo de enfermedad y humillación. Nos comen vivos 
para sobrevivir sus lujos, sus postureos, sus tonticas 
estéticas. Nos exprimen porque no pueden 
existir sin pisotear sobre alfombras de 
rojo sangre. La nuestra. Y sí, nos 
engañan, así es la vida, nos 
insisten, y si no triunfas 
como nosotras es 
porque no te 
esfuerzas 
lo suficiente, 
o porque no te 
crees la zanahoria 
lo suficiente, o porque
eres, directamente, un nadie 
insuficiente. Nos engañan en cada 
nueva campaña de propaganda, publicidad 
a mansalva, promesas de salvación, un boleto de 
lotería, la ilusión de todos los días... Repiten hasta la 
hartura qué entrañable es comprar Lotería Nacional 
cada Navidad, qué tradicional, qué español, qué 
pena sería si te quedaras fuera de la lluvia 
de millones. Nos engañan. Y lo sé. 
Sé que el rebaño lo sabe

Pero, cómplice de 
su miedo, calla









P.D: ¿Sabías que el gobierno español ha denunciado 
ante el Tribunal Constitucional las leyes contra la pobreza 
energética y la función social de la vivienda aprobadas en las 
Corts Valencianes? Unas leyes, por cierto, que obligan a las 
compañías distribuidoras de energía a que, antes de 
cortar el suministro a una vivienda, lo comunique 
a los servicios sociales ¿O que ha intervenido las 
cuentas del ayuntamiento de Madrid? Unas 
cuentas que, por cierto, llevan 2 años 
rebajando la deuda que se disparó 
descaradamente con la alcaldía 
de Alberto Ruiz-Gallardón y 
que ya empezó a bajar, 
todo sea dicho, el 
equipo de Ana Botella. 
¿El mundo al revés? 
No, es el mundo 
que solo mira por el 
bienestar de una 
minoría. Una 
minoría, 
por cierto, 
que está en 
perfecta sintonía 
con esa minoría que 
está liderando el colapso 
de este planeta llamado la Tierra. 







(( comunicado de la Alianza contra la Pobreza Energética (APE): AQUí ))


(( un artículo muy lúcido de Alejandro Torrús sobre la actualidad española: AQUí ))