divendres, 13 de maig de 2022





 




Y diría más, pero qué más da, que cada cual crea en lo que más 
le plazca... Yo por ejemplo voy por la vida predicando que las barras 
de pegamento hablan y de momento nadie me ha denunciado ante la
 Santa Anquilosación. Es más: en mi barrio todo el mundo me tiene 
por una persona sensata y cabal, sobre todo las farolas, que 
me dicen cosas bonitas cada vez que salgo a la calle.


(versión nueva de una viñeta que hice hace años ha)