viernes, 12 de abril de 2013




LAS PALABRiTAS DE LA FLORECiTA



Capítulo 2



ALiENACiÓN








Gracias, Florecita.








La alienación, creo yo, es un antónimo de 
la libertad y, por tanto, un sinónimo de la esclavitud.

En el mundo en que vivimos es muy habitual  
la alienación, sentir que no controlamos nuestra
vida, que somos poco más que mercancías
llevadas de aquí para allá...

Sentirse alienad@ es sentirse al margen de 
lo más íntimo, de lo más hermoso, de lo más
auténtico que hay en nostr@s...


¿Cómo lo ves, Florecita?



¿Estás de acuerdo conmigo?








¿...?


¡ Florecita !


¿ Eres tú ?








No te veo yo igual que siempre, Florecita...



No me creo que tú seas la Florecita...







Vaya pues...


¡¡ Cómo has cambiado... !!


No te lo digo por ofender, pero...


¡¡ Qué pétalos más puntiagudos tienes !!






Va, no me lies, Cactus, que siempre
pasa lo mismo: es aparecer tú
y el post se lía y se lía...



Yo estaba hablando de la alienación, que es
un concepto que no inventó Carlos Marx, aunque
fue él quien le dió esa dimensión sociológica
tan crítica con el capitalismo. No. Ya
Tomás de Aquino decía que la
alienación es un fenómeno
que anula el libre
albedrío de la
persona,
y...









¿¿ Quéééé ??







Pero, a ver, Cactus, a ver: pongámonos
serios: ¿Qué relación hay entre la
alienación y los alienígenas?






¿No me oyes?







¿ Y porqué no me oyes ?








Será posible...



¡¡ No se dice "agriculares", Cactus !!







Ufff...


Eres imposible, Cactus.


Lo sabes, ¿verdad?


¿ Sabes que eres imposible ?







Este tío me va a volver loco...

"Imbi sible", dice...


Venga, hagamos un esfuerzo y
vamos a continuar.


Querido público: atendedme a mí,
no hagáis cactus a ese caso y...

¿Eh? No no no. Quise decir que
no le hagáis caso al cactus,
porque ahora tenemos
que irnos
rápidamente
a...

a...

a...

Pero...


¿ Adónde tenemos que ir rápidamente ?








¡¡ Ya no puedo más !!


¡¡ De verdad !!



Venga, cierro el post y se acabó.



¡¡ Hasta luego, querido público !!









¿¿¿¿ QuééééÉÉÉÉÉÉ ????








Vale, te lo dibujo.


Te lo dibujo pero si me prometes
que luego te estarás calladito y
me dejarás cerrar ya este post tan
largo y quasi-eterno.

Y así de paso el público que tenemos
(tan paciente y comprensivo)
podrá cerrar esta ventana y darle
un beso a su familia.


¡¡ QUE POR CULPA NUESTRA
DEBE HACER SIGLOS
QUE NO LA VEN !!


¿Vale?


¿Me lo prometes, Cactus?


Te dibujo un alienígena y
te quedas ya tranquilito.


¿Sí?


¿Me lo prometes?









Muy bien, allá voy.





Lo dibujamos...









Y a continuación...



...lo pintamos.









Vaya, qué simpaticón me ha quedado
el alienígena este...


Voy a hacer una tira cómica con él.


A ver...



Esperad un momento
que la hago en un plis plas...



Ya. Ya casi está.



¡¡ Ya !!



Aquí la tenéis:













¡¡ Hasta luego !!














.