jueves, 4 de abril de 2013










–La investigación en la salud humana no
puede depender tan sólo de su rentabilidad
económica. Lo que es bueno para los dividendos 
de las empresas no siempre es bueno para las personas.
–Explíquese.
–La industria farmacéutica quiere servir a
los mercados de capital...
–Como cualquier otra industria.
–Es que no es cualquier otra industria: estamos hablando
de nuestra salud y nuestras vidas y las de nuestros 
hijos y millones de seres humanos.
–Pero si son rentables, investigarán mejor.
–Si sólo piensas en los beneficios, dejas de
preocuparte por servir a los seres humanos.
–Por ejemplo...
–He comprobado como en algunos casos
los investigadores dependientes de fondos
privados hubieran descubierto medicinas
muy eficaces que hubieran acabado por 
completo con una enfermedad...
–¿Y por qué dejan de investigar?
–Porque las farmacéuticas a menudo no 
están tan interesadas en curarle a usted como
en sacarle dinero, así que esa investigación,
de repente, es desviada hacia el descubrimiento 
de medicinas que no curan del todo,
sino que cronifican la enfermedad y le hacen
experimentar una mejoría que desaparece
cuando deja de tomar el medicamento.

Fragmento de una entrevista que le hizo Lluís Amiguet
a Richard J. Roberts (PREMIO NOBEL DE MEDICINA 1993) 
y que fue publicada en La Vanguardia 
el viernes 27 de julio de 2007


AQUÍ puedes leer la entrevista completa.


Y AQUÍ va otro enlace a una noticia muy reciente
y muy relacionada con este tema.


.