sábado, 20 de mayo de 2017










"Es muy fácil ser conformista, es muy difícil ser disconforme 
con la realidad que uno tiene. Pero claro, para protestar, para 
indignarse, para no estar de acuerdo, hace falta también tener 
criterios, para saber qué es lo que queremos proponer. La 
violencia no resuelve nada, lo que resuelve las cosas es 
la argumentación serena. Para argumentar hace falta 
estar dispuesto a dar argumentos cuando uno 
plantea algo (y no todo el mundo está 
dispuesto a dar argumentos), pero 
también estar dispuesto a 
escuchar los argumentos 
ajenos (que tampoco 
todo el mundo está 
dispuesto a 
escuchar 
los 
argumentos 
ajenos). Pero esa 
es la única manera, a 
mi juicio, de acabar con el 
dogmatismo y acabar con 
el fundamentalismo." 



Adela Cortina