jueves, 24 de septiembre de 2015













Este post es el post nº 1.000 de Un planeta llamado Acapu


Pensaba celebrarlo por todo lo alto, y que viniera el Cactus 
y montar aquí una fiesta y tal, pero últimamente el Cactus está 
muy ocupado en su desierto con sus amigotes y sus amigotas 
y prefiero no molestarle con posts, blogs y cosas de 
estas que a él le traen un poco sin cuidado. 

Y... por otro lado... bueno, la verdad es que tampoco hace 
falta darle más importancia a un número que a otro. ¿Que el 1.000 
es un número más redondo que el número 999
¿O que el número 867? ¿O que el 1247
Sí, es posible... Pero l@s matemátic@s 
no acaban de ponerse de acuerdo 
en este interesantísimo y 
un tanto estupidísimo tema, 
así que... 

Y además...

A fin de cuentas... 

Ya lo decía aquel señor que vivía en una barca 
(o en un teatro, o en un calderón, no recuerdo bien). Decía: 

"Que toda la vida es número, 
y los números, números son."



Eso sí, número redondo o no, 
con este post nº mil hay algo 
que se termina. 

El eclipse ese de comentarios que venía 
durando desde febrero... ha terminado

A partir de hoy quien quiera ya puede comentar en este blog.
Y quien no quiera, pues que no comente. Y aquí paz y después 
gloria. Y más adelante, pues más gloria y más paz. 

Y eso es todo. 

Ya nos vemos en el próximo post, 
que será el nº 1.001 y que será, 
además, una carta de amor












3 comentarios:

Raquel P.R. dijo...

Pues me gusta tu número 1000, me gusta que nadie se ponga de acuerdo y que haya un antes y un después. Me gusta dejarte todos mis cariños, mis besos y mis abrazos aquí, porque aquí es donde pueden abrigar un poquito más.

Gracias por la oportunidad de acercarme un poquito más para decirte que estoy, como siempre, realmente orgullosa de TI.

Un abrazo requeteinmenso multiplicado por 1000. Te quiero mi Ximo.

antonio dijo...

Pues mil gracias de todo corazón Ximo :)

Una forta Abraçada!

sa lluna dijo...

Felicitats i ben tornat!! ;)

Bessets!