sábado, 21 de septiembre de 2013



ACAPU AÑOS HA







En esta sección iré colgando cosas que hice hace mucho 
mucho mucho mucho mucho mucho tiempo.

(o no tanto)

(pero como mínimo tendrán que haber pasado cuatro o cinco mil años luz)


Y voy a empezar con una página de cómic que 
hice a medias con Anabel Hernández

Esta página fue de las pocas que Anabel firmó con su nombre, solía 
utilizar el seudónimo Papel, y la hicimos para participar 
en el suplemento monográfico del Kastelló nº 32 (noviembre 1994),
que aquel mes estaba dedicado a los gritos.


Bueno, publico ya la página y luego os cuento algún detalle más:








En aquel suplemento también colaboraron:

Raúl Fernández Jódar (con un artículo sobre Munch que empezaba así: 
"Siempre que regreso a BCN después de un viaje por Centro Europa 
la primera sensación que tengo es la de estar viviendo en un 
país de enanos gritones que no paran de echar 
tonterías a los cuatro vientos...")

Juan Carlos Pardo (con un cómic que repasaba los gritos más famosos de la historia)

Toni (hizo un cómic expresionista titulado "Me llamo K.")

Santi & Luisfer  (hicieron una viñeta donde se podían apreciar 
en toda su intensidad los gritos de placer de Tarzán, muy ocupado con Jane)

El suplemento terminaba con un poema de Anabel dedicado
 a 3 jóvenes que murieron en un accidente coche.


(sí, terminamos aquel "especial gritos" con un 
bajón lleno de realismo triste, pero... así 
es la vida: por más humor con que la queramos
sazonar, siempre hay realidades que 
es difícil cubrir con una risa...)


Y, en fin, también había más viñetas y dibujos de Acapu, y es que 
el coordinador del Kastelló era un servidor y... claro,
a un servidor le hacía ilusión publicar cosas suyas...


Y esto es todo, porque si sigo escribiendo acabaré 
contando batallitas de cuando los dinosaurios todavía 
eran un proyecto abocetado en la agenda del 
buen dios misericordioso y no acabaré nunca...


Me despido de tod@s vosotr@s con un aullido espantoso 
de esos que lanzan los colibríes cuando se abalanzan 
con crueldad y eficacia sobre sus presas.


(no sé si habéis oído nunca a un colibrí justo 
en el momento de abalanzarse sobre, por ejemplo, 
un tigre de bengala, o un oso polar)


(yo nunca lo he oído)


(pero es que yo tengo mucha imaginación)



2 comentarios:

Loreto Giralt Turón dijo...

Ha de ser terrible el crit del colibrí a l'atac. Tant com per fer una vinyeta :)

Tesa Medina dijo...

Lo que más me impresiona de los colibris es que nunca paran de volar, así que si encima oígo ese grito que describes voy a tener pesadillas.

Y sí, en este país todos gritan y lo peor lo hacen al mismo tiempo, es horroroso, por eso nunca he gritado a mis hijos, claro que tengo una potente voz y no me hacía falta.

Y, Ximo, cuéntanos más batallitas de éstas o las que se te ocurran.

Un beso,