sábado, 25 de marzo de 2017



H A C E R  E L  i N D i O 
( es gritar con la madre tierra ) 



"Curiosamente, tienen cabeza para labrar la tierra, pero el amor por las 
posesiones es una enfermedad para ellos", decía Toro Sentado. "Esta gente 
ha establecido numerosas reglas que los ricos pueden romper y los pobres no. 
Tienen una religión que siguen los pobres, ¡no así los ricos! Incluso colectan 
diezmos entre los pobres para mantener a los ricos y a los gobernantes. 
Reclaman a esta madre nuestra, la Tierra, para su uso privado, y la 
alejan de sus vecinos con vallas, y la desfiguran con sus 
edificios y sus desechos." 

Días de destrucción, días de revuelta, de Chris Hedges y Joe Sacco 
















(( El oleoducto Keystone XL: el rostro pálido sigue cagándola )) 



"La hegemonía blanca, con los privilegiados a la cabeza, ha sido una de las 
constantes a lo largo de la historia de Estados Unidos. Los pobres y la clase 
obrera —así como mujeres, esclavos, criados e indios— quedaron excluidos, 
por deseo de la élite blanca masculina, de las convenciones que redactaron 
la Constitución. La clase alta caucásica consideraba que los europeos pobres 
que viajaban a América, procedentes de hospicios y barrios miserables, eran 
una mercancía; una que servía tanto de carne de cañón para los ejércitos que 
llevaban a cabo el genocidio de los nativos en el Oeste, como de mano de obra 
barata en fábricas y molinos repletos de miseria. Los negros, importados primero 
como esclavos, se convirtieron luego en la subclase de los desposeídos. La historia 
americana, como bien ilustra Howard Zinn en La otra historia de los Estados Unidos
no es más que la larga lucha de los marginados y los pobres por alcanzar la dignidad 
y la libertad. Ha habido momentos, sobre todo en los albores de la Primera Guerra 
Mundial o durante la Gran Depresión, en que los movimientos radicales 
contraatacaron y ampliaron nuestros derechos. Pero el capitalismo 
empresarial se ha dedicado, durante las últimas décadas, a 
revertir estas conquistas sociales." 

Días de destrucción, días de revuelta
de Chris Hedges y Joe Sacco 

















.




. 







"La paz no es algo estático 
sino una lucha diaria.

Xajamaïa Domínguez Mazhari 









.




























"Pescando la nube y arando la luna, 
busco el sabor de lo antiguo."

Eihei Dôgen