jueves, 11 de diciembre de 2014















Esta viñeta se la dedico a l@s lunátic@s que no se conforman 
con ver siempre su luna desde lejos y, de un modo u otro, logran 
subirse a ella. Y, de un modo u otro, con la escalera de su sonrisa, 
logran convertirse en l@s campeon@s de su propia vida.


Y esta viñeta... tiene banda sonora. 


La banda sonora de un tren.



¿Qué tren?







:-)













7 comentarios:

Anna Jorba Ricart dijo...

Me gusta mucho este sueño de estar cerca de la luna y sentir que desde allí se está tranquilo, como dicen "lejos del mundanal ruido..."
Me gusta tu sensibilidad. Besos

Sara O. Durán dijo...

Es una viñeta preciosa... siempre hay manera de alcanzar la altura.
Te dejo un abrazo muy fuerte con cariño de anís dulce.

la MaLquEridA dijo...

Que bonito es lo bonito.

Beso Ximo

Las Gemelas del Sur dijo...

El ánimo disfrutando de las alturas. Bien!!!
Y aunque me quede a "la luna de Valencia" siempre será mi musa.

Besos.

M. Roser dijo...

Que bonic això de convertit-te en campió de la pròpia vida...Veig que la primers en arribar a la lluna ha fet trampes, s'hi pot pujar amb la imaginació...Tot i que alguns den tant en tant, ja hi vivim!
M'agrada molt la banda sonora...
Bon vespre Ximo.

Rafa Hernández dijo...

Como quedarse a la luna de Valencia.

Abrazo Ximo.

Loreto Giralt Turón dijo...

La lluna a l'abast de la mà, només s'ha d'intentar. Que content que se'l veu :)