miércoles, 10 de diciembre de 2014
















El año pasado ya le dediqué una viñeta a la C.i.A., y es que, aún a riesgo 
de que vengan a buscarme para atornillarme los dedos con su soberana 
estupidez, uno no puede quedarse callado ante la crueldad que 
esa agencia de sádicos se empeña, una y otra 
vez, en "regalar" al mundo.








6 comentarios:

Rafa Hernández dijo...

De esos esperate lo que sea.

Abrazo Ximo.

Elvis dijo...

La culpa no es de ellos, es de quien les da licencia para matar.
Saludos.

Raquel P.R. dijo...

Para que no puedan mandarte lo primero es cambiar el cartel de cara.
Entre todos podemos hacer un mundo mejor.
¡¡Grande Ximo!!

ohma dijo...

Buenísima viñeta. Ximo.
Mil gracias por crearla y compartirla.
Suerte que tenemos los que hasta tu blog llegamos.
Mil bicos también.

M. Roser dijo...

Ai, ai, una mica macabre tot plegat...
Petonets.

Loreto Giralt Turón dijo...

Del tot d'acord