lunes, 5 de mayo de 2014



Soy.  








7 comentarios:

Milena dijo...

:D

A mi también, ojalá el mundo estuviese plagado de violines, y todos estuviésemos violínceando... en vez de bolso, violín... entras al bus... te paras en seco, y unos acordes, o un pizzicato... y nada de monederos, solo violines... bueno y en las casas, pianos...

Un abrazote Ximo, bailar y bailar...

Sofya dijo...

Ja ja ja ja...
Estaría muy bien, otro gallo nos cantaría!!...

Abrazos Ximo! :)

Las Gemelas del Sur dijo...

Ahora lo entiendo, Ximo, nuestro ministro de educación ha retirado la música de las aulas debido a una pequeña confusión fonética.

Besos y besos.

Loreto Giralt Turón dijo...

Tothom hauria d'estudiar una mica de violíncia

la MaLquEridA dijo...

Violincia genera violincia jejé.

Besos Ximo, ojalá hayas ya encontrado empleo.

Laura dijo...

Me apunto a las clases de violíncia, en los tiempos que corren es difícil no dejarse atrapar por la otra.

Besos

Rafa Hernández dijo...

Como siempre retorcido y sacándole muy bien el jugo a tus viñetas.

Abrazo Ximo.