jueves, 9 de enero de 2014



¡Dios mío, dios mío!















9 comentarios:

Rafa Hernández dijo...

Jajaja, con la barriga al aire que saludable se le ve, y aunque lo abandonen me parece que no le afecta mucho. Esto todavía no mengua, jajaja.

Un abrazo Ximo.

aristio dijo...

¿Su Eminencia se esta quejando?

ohma dijo...

Hasta diós se pone borde, jaja
Bicos.

Tracy dijo...

Jajajajaja

Mos dijo...

Es que todos los días igual es para cansar al mismo Dios.
Jajajajajajajajaja.
Un abrazo de Mos desde la orilla de la spalabras.

Sara O. Durán dijo...

Me encanta! jajaja.
Beso!

antonio dijo...

Lo tiene claro. Como no tome la iniciativa él.

Una forta abraçada Ximo!

Volarela dijo...

Buenísimo. Me ha encantado :)

Tesa Medina dijo...

Genial, Ximo, me ha encantado

Ya lo dice el refranero, "a Dios rogando y con el mazo dando"

Y es que lo hay que prefieren creer en las hadas y el los dioses, que así es más fácil tener a quien echarle la culpa.

Un abrazo,