domingo, 2 de junio de 2013



Lo normal en este planeta llamado Acapu es publicar 
viñetas de humor gráfico, pero a veces me gusta 
salirme de ahí, de lo normal, y saco 
a la luz cositas como las que 
podéis ver ahí abajo.

Se trata de la invitación de boda de mi hermano pequeño,
la hice hace ya unos meses y la verdad es que me 
sorprendió la acogida que tuvo: gustó.

Yo no las tenía todas conmigo, porque es una invitación 
poco convencional, con muchos coloritos y más parece 
una tira cómica que una invitación de boda.

Pero sí, al poco de empezar mi hermano y mi cuñada
repartir los tarjetones me empezaron a llegar muy buenas críticas.


Sí, y esas son las mejores, esas buenas críticas que  llegan
 de primos, de primas, de cosins y de cosines
de tíos y de tías, y también de tíes
y de esa gente que no sé muy
bien si son tíos abuelos
o primos terceros
o cuñados-tíos
o bisabuelas
por parte
de quién
pero
que
sí, me
conocen
desde hace
siglos y va y se
sonríen al leer la
invitación de boda que
hice para mi hermano pequeño...


...y eso, ya os digo, es el mejor premio para este
bicho raro con cara de lápiz que soy yo.


En fin, por motivos de privacidad no puedo sacar el tarjetón 
con el texto, pero creo que os podéis hacer una
buena idea con las cuatro "estampitas" 
que aparecen justo después
de este sermón que os
acabo de soltar: 





































:-)